17 enero, 2019

“Que la gran mayoría de la gente le crea todo al presidente no quiere decir que en lo correcto. Ha usado su inmensa credibilidad para sostener desaciertos que nos cuestan y nos van a costar más”, dice Pablo Hiriart, quien señala que hasta ahora, no hay un sólo ladrón de combustible preso, está claro que -contra lo que dijo el presidente al principio- el robo principal se da en los ductos, dice que cerraron los ductos pero afirma que en la ciudad de México hay desabasto porque hay sabotaje, etc. Vea.