Señala Loret de Mola que en el gabinete de seguridad, se prioriza atacar la violencia en los cinco estados donde se cometen la mitad de los delitos: Baja California, Guanajuato, Michoacán, Jalisco y Estado de México.