Lógico. Los precios, por las escaseces tienen que subir. Y la actividad económica, por el estrangulamiento del transporte, tiene que impactar. Estos costos son mucho, pero muchas veces mayores al ahorro de gasolina. Similar caso de Texcoco.